WWW.DOGU.MX

Jueves 20 de Febrero 2020

Experiencia - Desayuno a ciegaslog

Experiencia - Desayuno a ciegas - perros guía

Por DogU
Comparte
27 de Enero 2020

El pasado 17 de Diciembre el equipo de dogU, asistimos a la Escuela para Entrenamiento de Perros Guía para Ciegos IAP, en la que nos sumergimos a una experiencia sensorial para entender más a fondo la vivencia de las personas con discapacidad visual.

Con una larga trayectoria y reconocimiento a nivel nacional, la escuela que se encuentra ubicada en Canal Nacional 1075, Coapa, Villa Quietud, Coyoacán Ciudad de México, es uno de los pocos recintos dedicados al entrenamiento para peludos que día a día acompañan a las personas con discapacidad visual.

Al llegar, fuimos recibidos por Silvia Lozada quien es fundadora de esta escuela, Beatriz y Katia quienes nos agradecieron el haber asistido a las instalaciones para entender más la visión de este lugar y la dedicación puesta en la labor de cada uno de los encargados. Pero ¿se imaginan hacer una pequeña caminata y desayunar completamente a ciegas? Nosotros lo experimentamos.

La manera correcta de dirigirnos a ellos es: persona con discapacidad (señalar sú discapacidad)

“Persona con discapacidad visual”

Es incorrecto decirles personas con capacidades diferentes y / o personas con diversidad funcional.

Antes de entrar al comedor, se nos pidió que nos pusiéramos unos lentes de baja visión y a otros, unos antifaces que nos hicieron perder visibilidad alguna. Nos colocamos en una fila y tuvimos que tomar el hombro del compañero de enfrente; caminamos unos cuantos pasos para después colocarnos frente a un comedor y sentarnos en sillas, la aventura apenas comenzaba.

Aun con los antifaces puestos, nos sirvieron el desayuno aludiendo con que podíamos tocar y oler todo, para identificarlo y estar seguros al momento de tomarlo. Naranja partida, frijoles, pollo en crema de chipotle, café y pan.

 

 

La plática mientras desayunamos se tornó a presentarnos y a identificar las emociones que sentíamos al tener los ojos vendados. Ahí mismo se presentó Gerry Bermúdez, un productor musical, profesor y conferencista que perdió la vista de joven. Junto a él estaba su perro guía, Lancelot.

De verdad que tuvimos mucho cuidado al comer porque, aunque tengamos todo bien identificado, fue difícil encontrar el lado correcto del tenedor, sostener bien la taza y encontrar los utensilios.

Al poco tiempo, no pudimos quitar los antifaces y nos dieron una plática magistral acerca de lo que debemos saber de las personas con discapacidad visual (o alguna otra) y de los perros guía que después les compartiremos en notas del blog.

Cómo tratar a una persona con discapacidad visual en la calle. 

1.- Si vas a ofrecerte, para ayudarle a cruzar la calle ofrécele tu brazo u hombro como guía.

2.- Da indicaciones claras cuando se deba realizar alguna acción como:  aquí hay un escalón, hay que subir el pie, izquierda, derecha, etc.

3.- Permitirle usar su bastón, no te interpongas en su dirección u orientación.

4.- Si tiene un perro guía acompañándole, colócate del lado contrario a él.

5.- Dirígete a la persona, no distraigas o interactúes con el perro guía.

Cómo debes actuar ante un perro guía en la calle. 

1.- Es un perro de asistencia no una mascota, así que permítele hacer su trabajo.

2.- Siempre traen un arnés indicando que son un perro guía el cual NO debes de tocar, sólo debe hacerlo la persona con discapacidad visual.

2.- No los acaricies y/o les des de comer, eso los puede distraer.

3.- Ignóralo, no dejan de ser perros que hacen su trabajo y nos son agresivos.

5.- Si tu tienes mascota y te encuentras con un perro guía mantén a tu perro bajo control y alejado así no distraerás al perro guía.

6.- Háblale a la persona, no al perro.

7.- Ellos tienen horarios y espacios específicos para hacer sus “necesidades”, no te preocupes por eso ya que el dueño del perro gestiona esto y no provocara ningún accidente

A través de su página de internet (https://www.perrosguia.org.mx/) puedes conocer las distintas maneras de ayudar. Por ejemplo, puedes hacer donativos a la cuenta 92000088419 de Santander, donar a través de PayPal o unirte al programa Huellitas de Luz con cargo a tu tarjeta bancaria. Para más información puedes contactarlos a través de sus páginas oficiales.


Más articulos